Tratamiento para enfermedades de la retina -

Panfotocoagulación Láser-

Es un procedimiento necesario como control de enfermedades de la retina que estimulan la  multiplicación de nuevos vasos sanguíneos en el interior del ojo,   los cuales son débiles y pueden producir sangrado interno  obstruyendo la vía visual.  Puede presentarse en pacientes con diabetes, retinopatía, con glaucoma neo vascular y con obstrucciones o trombosis (infartos) de los vasos en el interior del ojo, entre otros.
Es un procedimiento que debe practicarse de manera urgente si se presentara una de las condiciones anteriores, ya que estas patologías pueden causar ceguera cuando no se trata oportunamente.

Es un procedimiento ambulatorio, que se hace con un microscopio especialmente diseñado y con un láser especial (ARGON), con el propósito de mejorar el flujo sanguíneo a regiones fundamentales de la retina.  De esta manera se previene la fuga de sangre y líquido en la retina y se retrasa la progresión de la enfermedad.

Antes de iniciar el procedimiento se aplican gotas anestésicas para evitar  que el paciente tenga molestias.  Algunos pacientes podrían tener un leve dolor  durante su aplicación, esto es un síntoma normal.
Es importante resaltar que los pacientes que son sometidos a este tipo de tratamientos, deben seguir un control periódico con el Oftalmólogo ya que en algunos casos será necesario repetir las aplicaciones de láser.  También es muy importante controlar los factores desencadenantes de la enfermedad como (diabetes, hipertensión arterial, colesterol y triglicéridos). 

Posterior al procedimiento algunos pacientes pueden presentar disminución de la visión nocturna o pérdida en sensibilidad al contraste.  Sin embargo,  el procedimiento es necesario para evitar la pérdida de la visión central de detalles (visión que nos permite leer o reconocer rostros y objetos). Ver Video

Rejilla macular

Este procedimiento trata el edema (inflamación) macular. Esta inflamación es típica de la diabetes, infartos retinianos o trauma ocular.  En la rejilla láser aplica quemaduras microscópicas a las áreas donde hay engrosamiento retinal con fugas difusas o en zonas donde no hay perfusión capilar.

Láser focal

En ciertas ocasiones (traumas o miopía) los pacientes pueden presentar agujeros en su retina (capa sensible a la luz que recubre el ojo por dentro). Si estos agujeros no son   detectados y tratados a tiempo pueden evolucionar a rasgones y más adelante a desprendimientos de retina con pérdida de la visión.  Cuando los agujeros son detectados a tiempo su progresión se detiene aplicando láser focal, es decir quemaduras microscópicas alrededor del agujero (u otras degeneraciones retinianas periféricas) para evitar que éste crezca y desarrolle rasgones o desprendimientos.

 

 

 

 

 
PROLASER 5 Calle 14-35 zona 3, Edificio Las Tapias, Oficina 107 Quetzaltenango, Guatemala Teléfonos: (502) 7736-8712 y 7767-6590